“El 10 por ciento de los currículums que recibimos, son de venezolanos”

0

Muchos ciudadanos del país caribeño llegan al país y se asientan en Pilar para poder mejorar su calidad de vida y salir de la complicada situación que se vive en su tierra. El esfuerzo del desarraigo y las dificultades para progresar.

Crisis económica, falta de trabajo y desabastecimiento son solo algunas de las palabras que podrían definir las complicaciones que, desde hace un tiempo a esta parte, atraviesan día a día los ciudadanos de Venezuela. En medio del crudo contexto, más de un millón y medio ya dejó el país en busca de un mejor futuro y muchos eligieron Argentina como destino para asentarse en pos de buscar el progreso que en su tierra le era esquivo.

Entre ellos, una considerable cantidad decidió buscar su porvenir en Pilar: tanto es así que, según remarcaron desde la Agencia Suministra, el 10 por ciento de los currículums que reciben a diario –entre 300 y 350- son de personas de esa nacionalidad, pero hay varios motivos por los que dejan de ser tenidos en cuenta. “Muchos no tienen la documentación y cuesta tomarlos, muy pocos tienen residencia definitiva. Deben terminar consiguiendo trabajo en negro, o con remuneraciones más bajas de lo que corresponde”, indicó a Resumen, Adriana Villagómez, responsable de la sucursal ubicada en Bolívar al 400.

Fernando tiene 26 años, y hace casi dos llegó a la Argentina junto a su esposa, su madre y su abuela para intentar dejar atrás el crudo escenario que se vive en el país caribeño, pero no resultó fácil acomodarse a lo desconocido. Allá era comerciante y estaba a punto de graduarse en Comunicación Social, pero apenas llegó trabajó de volantero –con muy mal paga- y de empleado de seguridad, hasta que le llegó una gran oportunidad en Easy del Shopping Palmas, desde donde está hace poco más de un año y por primera vez en blanco.

Tan conforme está con su labor actual que no piensa necesariamente en buscar oportunidades en la carrera  para la que se preparó en su lugar de origen.

“Si lo puedo hacer a la vez podría ser. En Easy soy repositor, hago precios, soy cajero de respaldo si las cajas se llenan. Trabajo part time, pero puedo crecer en la empresa y trabajar full time, es un buen lugar”, consideró. Su esposa –que trabajaba a su lado y es diseñadora gráfica- ahora se desempeña en una veterinaria, donde atiende en la recepción y cumple diversas tareas.

Sin embargo, no todos tienen la misma suerte que Fernando y su mujer. Villagómez advirtió que, de todos los postulantes nacidos en Venezuela que reciben, menos de la mitad se queda con el puesto a cubrir. “La realidad es que cuesta hasta darle trabajo a los argentinos, la situación del país no ayuda y lo que vemos es mucha oferta de gente que quiere trabajar, pero poca demanda de trabajo”, concluyó.


Compartir!

Deja una respuesta