La Escuela Técnica Nº 2 ya cuenta con su propio horno de fundición de metales

0

Fue gracias a una donación del Rotary Club Pilar Norte. Desde el establecimiento derquino afirman que, a partir de ahora, los alumnos podrán comenzar con los trabajos prácticos. El horno será utilizado para reciclar aluminio.

El lunes fue un día de felicidad para la Escuela Técnica Nº 2 de Presidente Derqui, ya que desde el Rotary Club Pilar Norte les donaron un horno para fundición de metales, una de las herramientas más necesarias para los alumnos y alumnas que asisten a la institución a diario.

El artefacto será utilizado para el reciclado de aluminio y la obtención de la materia prima para todos los proyectos de mecanizado, fresado y fabricación de piezas, centrando el trabajo en el cuidado del medioambiente y el desarrollo de proyectos sustentables.

El proyecto nació en 2017, luego de una propuesta por parte de la institución, y estaba enfocado a que los alumnos pudiesen comenzar con los trabajos a nivel práctico. “Necesitábamos un horno de fundición de metales, reciclar aluminio y a partir de eso empezar a realizar los trabajos prácticos de la escuela. Se lo contamos y les gustó. Luego de unos meses, nos trajeron el horno”, contó a Resumen, Claudio Sosa, director de la Técnica Nº 2.

Además, recalcó que el Rotary Club Pilar Norte realiza un trabajo constante con la escuela y que desde la entidad se acercan año a año durante el ciclo lectivo para ver la evolución de los alumnos que estén con problemas económicos para realizar un acompañamiento constante: “Siempre están haciendo aportes en nuestra escuela. Incluso tienen becados de forma permanente a tres o cuatro alumnos, a los que a principio de año les compran los útiles, los tableros, las herramientas, a veces los libros”.

En la misma línea, Sosa destacó que la nueva adquisición será utilizada en todos los niveles de alumnos y aseveró que “realmente es un elemento que era necesario”. “Estamos felices. La alegría es por los chicos que eligen la escuela técnica y, a veces, se les hace bastante complejo por las cuestiones económicas, familiares, el poder avanzar en sus estudios”, dijo el director de la institución.

Por último, destacó que el aporte del Rotary ayuda a numerosas familias para que sus hijos puedan seguir estudiando. “Este aporte es realmente significativo para las familias, porque esos chicos pueden continuar sin mayores complicaciones. Es un vínculo que se inició hace muchos años y que queremos mantener, porque el beneficio para los chicos es realmente importante”, cerró Claudio Sosa.


Compartir!

Deja una respuesta