La lluvia extendió el misterio en la “D”

0

La fecha se postergó y ahora Real Pilar jugará su futuro el miércoles por la tarde y frente a Lugano.

La tormenta que se desató desde la mañana de hoy impidió el desarrollo de la última fecha del torneo de la Primera “D”, que estaba pautada para la tarde. En principio, todos los encuentros de la 30° jornada se disputarían el próximo miércoles 16 a partir de las 15.30.

Poco después del mediodía y ante la cantidad de agua que había caído hasta esa hora y el pronóstico de tormentas eléctricas para la tarde, la meca de la divisional en AFA determinó la suspensión de todos los cotejos.

En esta fecha de cierre, Real Pilar deberá visitar a Lugano en un choque clave para las aspiraciones del Monarca de continuar en esta categoría. A los dirigidos por Rodolfo Depaoli les falta un punto para asegurar su permanencia, objetivo que consumarán si ganan o empatan en la cancha del Naranja.

En caso de una derrota pilarense, empezará a tallar el resultado del pleito que deben protagonizar Puerto Nuevo de Campana y Claypole, que es el rival directo del Real en la lucha por evitar la desafiliación. Al Tambero solo le sirve una victoria propia y una derrota pilarense por lo que, independientemente de los que suceda en Lugano, si Puerto Nuevo gana o empata le dará una mano al Monarca.

E incluso en el peor de los escenarios, derrota propia y triunfo de Claypole, al albinegro le quedará una vida más porque en ese caso habrá empate en el promedio de ambos equipos y deberá disputarse un partido para decidir la desafiliación.

Los otros duelos de la fecha serán Juventud Unida-Liniers, Victoriano Arenas- Argentino de Rosario, Argentino de Merlo-Centro Español, Muñiz-Atlas, Deportivo Paraguayo-Central Ballester y Yupanqui-Lamadrid.


Compartir!

Deja una respuesta