Tras el paro en el Bapro, el directorio desmintió intención de privatizar la entidad

0

Fue ante las denuncias que acusan sobre un supuesto “vaciamiento”. A la vez, indicaron que el banco atraviesa “un proceso de fortalecimiento” por primera vez en varias décadas.

El directorio del Banco Provincia descartó, mediante un solicitada, una eventual privatización de la entidad. Esa desmentida tuvo lugar como respuesta a las denuncias gremiales de “vaciamiento” en el marco del cese de actividades por 48 horas que se realizó esta semana para reclamar contra los cambios que se prevén en el régimen jubilatorio y por aumentos salariales.

“Es absolutamente falso que exista un plan de vaciamiento y privatización”, indica el texto, que responde a “declaraciones vertidas por algunos dirigentes sindicales en las que se pretende instalar” este tema, sostuvieron los ejecutivos en alusión a las Comisiones Gremiales Internas del Banco de la Provincia de Buenos Aires (Bapro) que impulsaron la huelga el pasado martes y miércoles.

En tanto, los directivos de la entidad dijeron querer llevar “tranquilidad a los clientes, trabajadores y vecinos de la provincia de Buenos Aires, presentando lo más objetivo y contundente: los números”. También indicaron que, durante el transcurso del año pasado, obtuvieron “una ganancia récord por 6.961 millones de pesos” y lograron “un incremento patrimonial de un 57 por ciento, una tendencia positiva que se sostuvo en el primer trimestre del 2018 con una ganancia superior a los 2.000 millones de pesos”.

“Estos números demuestran que, lejos de las absurdas denuncias realizadas con el fin de manipular a la opinión pública, el Banco Provincia atraviesa por primera vez en décadas un proceso de saneamiento y fortalecimiento dentro del sistema bancario”, argumentaron. En la misma línea, no dudaron en desmentir la existencia de un supuesto “plan de cierre de sucursales”, y lo fundamentaron con la “remodelación y mejoras en la calidad del servicio que se concretaron en unos 421 puntos de atención”, realizados durante los últimos meses. De esta forma, el directorio ratificó el compromiso “de continuar siendo el banco impulsor del desarrollo de la provincia de Buenos Aires y su gente”.

El desarrollo del conflicto

Esta semana, las medidas de fuerza de los trabajadores continuaron por medio de una huelga de 48 horas que incluyó el reclamo de “salarios justos” y contó con “asambleas por la defensa de una paritaria sin techo y la profundización de las medidas de fuerza para que la Suprema Corte de Justicia provincial se expida sobre la clara inconstitucionalidad de la nefasta Ley 15.008 de reforma del régimen previsional del personal”, afirmaron los gremialistas.

La protesta se sumó a los cinco días sin bancos por el fin de semana largo de Pascuas y los dirigentes gremiales coincidieron con la solicitada en el sentido de que “el banco obtuvo sólidos resultados financieros en 2017, cuando ganó más de 7 mil millones de pesos”.


Compartir!

Deja una respuesta