El Club de Leones de Presidente Derqui cumplió cuatro décadas junto a la gente

0

La entidad se conformó el 7 de octubre de 1977. La Asociación Internacional de Clubes de Leones aprobó la carta constitutiva de la entidad el 11 de marzo de 1978. Tiene su sede propia desde el año 1985.

A instancias de Víctor Maroñas, recordado panadero de la ciudad de Pilar, un grupo de caracterizados vecinos de Presidente Derqui, el 7 de octubre del año 1977 forman el Club de Leones de la segunda ciudad del distrito.

Sus pares del club Fátima- Pilar, presididos por Maroñas, fueron sus padrinos. Veintidós voluntades dieron forma a la entidad en la casa del entonces jefe de la estación de trenes de ex Ferrocarril San Martín, Marcelo Colombo –primer presidente de la flamante institución-. El lugar se convertiría desde entonces y por varios años en la sede provisoria de la entidad.

Entre los vecinos que constituyeron la primera Selva derquina estuvieron: Teófilo Tolosa, Hugo Michaud, Florencio Tucci, Alberto Vidal, Hugo Raspo, Rodolfo Priore, Alberto Brillante, Ricardo Arana, los doctores Vázquez y Norberto Fulco, los hermanos Arturo, Norberto y Oscar Gómez, y Alberto Colombo, entre otros.

Seis meses después, el 11 de marzo del año 1978, la Asociación Internacional de Clubes de Leones aprueba la Carta Constitutiva, oficializándose en esa fecha la creación del Club ya con 27 miembros, todos hombres.

Cuatro décadas de trabajo comunitario

“Nuestra presentación en sociedad, fue en febrero de 1978, año del bicentenario del Libertador José de San Martín, cuando emplazamos un busto del prócer en la plaza Antonio Toro”, recuerda Alberto Colombo, quien recorrió todos los cargos directivos de la entidad, hasta llegar a ser gobernador de Distrito en el periodo 1983-1984.

“Ya como entidad reconocida por la Asociación Internacional, ese mismo año realizamos la primera entrega de medallas a los mejores promedios de las escuelas de la localidad, actividad que venimos cumpliendo ininterrumpidamente desde entonces –comenta Colombo- los primeros años, íbamos a cada una de las escuelas, pero al sumarse cada vez más edificios escolares, decidimos centralizar el acto en un lugar específico. Este año estamos cumpliendo con la entrega de medallas Nº 40”, expresó con orgullo el león derquino.

Después de deambular por distintos lugares para sus reuniones semanales, en el año 1985, la entidad logra comprar su edificio propio. “Se hicieron los corsos en la calle Iparraguirre e integramos la comisión organizadora, donde se convino que lo recaudado iba destinarse a dos fines: terminar con la construcción de la sala de Primeros Auxilios del barrio Monterrey, y reunir fondos para adquirir nuestra sede social”, indicó Colombo.

Otro hito importante en la vida institucional del Club, fue en 1995, cuando la Asociación Internacional aprobó el ingreso de mujeres a los clubes de Leones. “En ese año ingresaron prácticamente todas las esposas de los socios, por lo que duplicó la membresía”, apuntó.

A lo largo de esos 40 años, muchas fueron las acciones emprendidas por los Leones derquinos, adquiriendo notoriedad entre sus pares y siendo varias veces distinguidos entre los mejores clubes a nivel provincial y nacional.

Hoy, como muchas entidades de servicio, los Leones de Derqui transitan por un tiempo de crisis interna, por ello estos 40 años todavía no ameritan el justificado y merecido festejo que se merecen los que están y pasaron por la institución. “No es la primera vez que pasamos por tiempos difíciles, y vamos a superarlo, con la incorporación de nuevas voluntades que tengan el compromiso de trabajar por su comunidad”, finalizó el veterano dirigente.


Compartir!

Deja una respuesta