Basural: Los vecinos se movilizaron y aseguran que no van a resignarse

0

Los daminificados volvieron a marchar luego de una frustrada reunión con Mario Ishii, que no otorgó soluciones. Señalaron que no van a bajar los brazos hasta que haya mejores condiciones de vida.

Luego de una no muy productiva reunión con el intendente de José C. Paz, Mario Ishii, los vecinos pilarenses y paceños que habitan en las inmediaciones del basural a cielo abierto, volvieron a manifestarse cortando la Ruta 8 en señal de reclamo por una situación que lejos de mejorar, empeora día a día.

Cabe recordar que el pasado lunes, el Jefe Comunal del Partido vecino recibió a un grupo de los damnificados, quienes fueron claros al señalar: “Tuvimos una reunión con el intendente Mario Ishii y nos dijo que iba a mantener el basural porque no tiene donde tirar la basura”. Asimismo, también habían señalado que la junta “fue muy tensa y ríspida. El diálogo fue cortado y dijeron que la decisión estaba tomada y que iba a seguir así, por lo que teníamos que resignarnos”.

También se supo que el final de esa cita fue abrupto, luego de que uno de los afectados pilarenses cuestionara al mandatario por donde vivía su familia y él mismo como para no tener dimensión del problema que ocasionaba este lugar, algo que enfureció a Ishii al punto que invitó a todos a retirarse.

En esa ocasión, se pudo rescatar apenas una promesa del propio intendente paceño, de convertir el basural en un centro de transferencia, para de esa manera reducir en un 50 por ciento los desechos que llegan al lugar, enviando la mitad restante al CEAMSE.

Sin embargo, las víctimas de estas circunstancias continúan esperando por una señal de esperanza, que ante la negativa los lleva a la calle para dar a conocer su protesta. “Estamos soportando las emanaciones de un basural a cielo abierto, algo que está prohibido en la provincia de Buenos Aires pero de todas maneras el Municipio de José C. Paz lo sigue manteniendo”, volvieron a recalcar los vecinos en la manifestación del pasado miércoles.

En tanto, indican: “No se puede respirar, hay muchas personas a las que le dan alergias, asma, cuando baja el sol es imposible que no sientas en la garganta picazón y una sensación horrible. No se puede vivir así, con vecinos enfermos y teniendo que encerrarte en tu casa porque no se puede respirar y hay un olor nauseabundo que nos apesta, que no nos permite comer. Hay roedores, es la ciudad de la basura. Y queremos decirles que no nos vamos a resignar”.

El futuro inmediato no parece tener grandes soluciones para los damnificados, debido a que según el Municipio vecino no pueden afrontar el gasto necesario para solucionar el problema, por lo que los vecinos aseguran que continuarán con las medidas hasta que esa respuesta cambie.


Compartir!

Deja una respuesta