Naivirt continúa a paso firme en la competencia

0

El Panadero de Del Viso culminó exitosamente la cuarta etapa de Rally Dakar 2018 y buscará repetir lo mismo en la quinta que se disputará al cierre de esta edición.

A medida que van transcurriendo las etapas, el Rally Dakar 2018, va adquiriendo una mayor complejidad. Varios pilotos se vieron superados por la exigencia que presenta este recorrido, y se quedaron a mitad de camino en las arenas peruanas de San Juan de Marcona.

La Etapa 4 de la competencia se puso en marcha con una partida simultánea y fue durísima para los pilotos, con un recorrido que estaba compuesto por casi 100 kilómetros de dunas. Roberto Naivirt llevó a cabo la misma estrategia empleada el día anterior, y un trabajo pensante y una buena navegación fueron los factores que le facilitaron sortear las dificultades del camino y completar la jornada de manera exitosa.

El piloto del Liu Gong Dakar Team consiguió terminar el recorrido en el puesto número 53, realizando un tiempo de 11 horas y 41 minutos a bordo de la Toyota Hilux 381 la cual padeció con el embrague y la rotura de un semieje producto de la exigencia efectuada para poder superar las dunas. Debido a estos impedimentos, Naivirt tomó la decisión de cuidar su camioneta llegando de noche al campamento, gracias a la excelente navegación de su copiloto Alejandro Schilling. Aunque esta resolución retrasó al delvisense en el clasificador, la dupla argentina desarrolló un gran desempeño en la jornada, terminando cansada pero con la satisfacción de sumar una etapa más en la competencia.

Por la noche luego de haber culminado la jornada Roberto Naivirt hizo un análisis de la misma, la cual a su parecer contó con todas las características de la competencia. “La etapa tuvo muchos caminos de piedra y fesh-fesh sobre el final por eso se nos hizo de noche. Durante el día 100 kilómetros de dunas. Casi cerca del cielo. Por la altura estábamos por las nubes. Fue algo increíble y majestuoso pero muy difícil con dunas muy técnicas”, expresó Roberto sobre el recorrido.

“Veníamos con problemas en el embrague y en un semieje pero por suerte la pudimos terminar. Así que estamos más que contentos. Una etapa menos de arena que no es poca cosa. Trabajamos muchísimo junto a Alejandro Schilling que en el final navegó una barbaridad de noche que no es para nada fácil. Por suerte llegamos”, manifestó Naivirt haciendo un análisis de lo que fue la etapa.

Después de que Roberto Naivirt y su navegante, Alejandro Schilling, culminen la etapa. Llegó el momento de que los mecánicos del equipo comiencen a trabajar para solucionar los problemas por los que esta atravesando la Toyota, la cual será sometida al service completo que se realiza en los momentos previos a cada etapa. “Los chicos del equipo van a trabajar toda la noche para tenerla lista para la etapa de mañana que la encararemos con la misma mentalidad y estrategia”, finalizó el piloto, quién ya piensa en la quinta jornada.

La Etapa 5 tendrá lugar al cierre de esta edición y unirá los puntos de San Juan de Marcona con Arequipa en un camino que contará con un enlace largo de 666 kilómetros, y un especial de 268 kilómetros, los cuales el Panadero de Del Viso intentará sortear para seguir en carrera.


Compartir!

Deja una respuesta