Tras persecución policial, delincuentes abandonan auto robado en barrio Santa Teresa

0

El hecho ocurrió ayer en horas del mediodía. El Renault Clío fue abandonado por los malvivientes que se dieron a la fuga. Descartaron el arma utilizada en el atraco.

En horas del mediodía de ayer, dos delincuentes a punta de pistola robaron un Renault Clío de la puerta de la Escuela Secundaria Nº 3, en Belliera y Alemania, del barrio Santa Teresa, en la localidad de Luis Lagomarsino. El damnificado fue un hombre mayor que acababa de dejar a su hija, profesora de la escuela, en el edificio escolar.

Según testimonios recogidos en el lugar, una vez que la docente ingresó al establecimiento, se acercaron al automóvil dos personas de sexo masculino, que amedrentaron al conductor con un arma de fuego. Los delincuentes abordaron el auto, dejando a su propietario en el lugar y huyendo a gran velocidad hacia Ruta 26.

Alertadas las autoridades policiales, se montó un rápido operativo cerrojo, en el que participaron cinco móviles de la Patrulla Urbana Pilar y dependencias policiales de la zona. Recordamos que la zona es jurisdicción del destacamento policial de Luis Lagomarsino, que depende de la Comisaría 7ª del barrio Los Cachorros, Del Viso.

Viéndose acorralados, los delincuentes abandonaron el automóvil en la calle Finlandia al 3100 del barrio Santa Teresa, a tan solo unos 700 metros de donde habían perpetrado el robo para darse a la fuga a pie. Según la información que pudo recolectarse, los ladrones dejaron el automóvil Clío en marcha, lo que indica lo presurosos que estaban por escapar.

Ante el hecho se han armado diversas hipótesis. Presuntamente los rateros cruzaron por un baldío que utilizan los vecinos que viven en el denominado Barrio Policial. En las inmediaciones, atravesando un zanjón y cruzando la Ruta 26, se llega a la ciudad de Garín, en Escobar. Otra de las posibilidades es que los malvivientes hayan optado por ingresar al barrio Santa Brígida de la misma localidad.

Siguiendo el testimonio de algunos vecinos, una comisión policial realizó un rastrillaje en la zona donde los malvivientes abandonaron el vehículo, encontrando el revólver, presuntamente utilizado para el atraco entre el follaje de un cerco de ligustrina, en una propiedad que sería casualmente la vivienda de una oficial de la Policía Federal.


Compartir!

Deja una respuesta