Autorizaron salidas transitorias a los ex policías que asesinaron a Natalia Melmann

0

La Justicia marplatense autorizó las salidas transitorias a los tres policías condenados por la violación y el asesinato de Natalia Melmann ocurrido en Miramar en 2001.

La Cámara de Apelaciones resolvió que los ex policías, autores del crimen, Oscar Echenique, Ricardo Anselmini y Ricardo Suárez, gocen de salidas transitorias cada 15 días y durante un plazo de 12 horas. “No hay motivos, ¿los jueces no leen los diarios? ¿No ven que cada 18 horas matan a una mujer en este país?”, se preguntó, consternado, Gustavo Melmann. “Le dieron el pasaporte a violar y matar”, enfatizó el padre de Natalia Melman.

Constanza Berisso, abogada de la familia, también conmovida con el fallo de la Cámara, precisó que, a partir de ahora, los tres femicidas “podrán salir de la cárcel cada 15 días y durante un plazo de 12 horas para restablecer sus vínculos con la familia, según los jueces”.

“No se ha probado que ningún violador y menos un femicida se puede restablecer a la sociedad”, remarcó y cuestionó los criterios que tuvo la justicia a la hora de autorizarles las salidas transitorias. “Se basan en que tienen buena conducta, pero no tienen en cuenta que están alojados en un penal de policías en donde nunca van a tener ningún inconveniente”, sostuvo. También confirmó que recurrirán al Tribunal de Casación para que revisen la decisión.

Más temprano, mientras aguardaba la decisión de la Justicia, Gustavo Melmann había manifestado: “Hoy no tendríamos que estar acá, tendríamos que estar cuando se cumplan los 25 años de la reclusión perpetua que les dieron y que tendrían que haber sido más”. “Sería una barbaridad que estén en la calle poniendo en peligro la seguridad de nuestra familia y de toda la sociedad”, agregó.

Natalia Melmann tenía 15 años cuando su cuerpo fue encontrado el 8 de febrero de 2001 bajo una pila de hojas en el bosque Ameghino de Miramar. Un año después, el Tribunal Oral Criminal N° 2 de Mar del Plata condenó a los tres policías por su muerte, junto al hombre que les entregó a Natalia, Gustavo “El Gallo” Fernández, un personaje del submundo de Miramar, que vio a la joven en la disco Amadeus de la costanera de la ciudad, según testigos, la noche en que desapareció.

El día de la sentencia, los Melmann fueron insultados en el tribunal por los familiares de los policías y sufrieron amenazas sistemáticamente a lo largo de los años, ellos y sus abogados querellantes.

En 2008, alguien escribió en la tumba de Natalia: “Te moriste por p…”. Y el santuario que la recordaba en el bosque Ameghino fue incendiado. Cuatro años después, el Juzgado de Ejecución Penal N°1 de Mar del Plata les otorgó a los policías el beneficio de salidas transitorias, pero un año después perdieron ese derecho gracias a la resistencia de la familia Melmann.


Compartir!

Deja una respuesta