Roban dos veces un comercio a tres cuadras de la Comisaría

0

El primer hecho fue el 12 de septiembre y el último el lunes pasado. El mismo hombre ingresó y robó la recaudación del día. A pesar de las denuncias, no hay avances y el dueño del local afirma que Pilar “es tierra de nadie”.

El comercio ubicado en la calle Francisco Ramírez, a tan solo 100 metros de Ruta 8 y Tratado del Pilar, ya ha sufrido dos robos en menos de un mes. Se trata de Pet Shop Oliver, un local dedicado a la venta de artículos para mascotas que hace menos de un año llegó a instalarse en la zona. El pasado 12 de septiembre, un delincuente ingresó al comercio y tras amenazar a los empleados, se llevó la recaudación del día.

El lunes, el mismo delincuente se hizo presente nuevamente en el local y los asaltó otra vez. “Fue cerca de las 17, a mano armada, estaba más violento y por las cámaras, pudimos ver los movimientos que hizo. Primero, quiso entrar, pero había gente, entonces se quedó en la esquina haciendo ‘campana’, cuando se fueron los clientes, ingresó”, contó Matías, dueño del comercio a Diario Resumen. Además, explicó que tras robar la recaudación “se fue caminando como si nada”.

Matías asegura que según la filmación de las cámaras cerca de las 16.48 se lo puede ver rondando en la zona, esperando para robarles. “Es la misma persona, y estamos un poco cansados ya. Estamos indignados, es algo muy triste. El jueves justo cumplimos un año, después del primer robo, decidimos ponerle más garra al trabajo, pero nos pasa lo mismo y realmente es indignante”, relató.

Las denuncias por ambos robos han sido radicadas en la Comisaría Pilar 1ª, sin embargo, la policía aún no ha dado con el malviviente: “La policía no nos da respuestas, en vez de ayudarte te tratan como si vos molestaras haciendo la denuncia, como que nos dicen que si abrimos un negocio estamos expuestos a esto. No quiero imaginarme cómo pasa en los barrios abandonados, si esto nos pasa estando en el centro, a tres cuadras de la comisaría”.

No solo el local de Matías ha sufrido la inseguridad, ya que tal como él contó, algunos comercios cercanos al suyo cerraron sus puertas cansados de la situación. “Me siento indignado, uno quiere trabajar y no te dejan. Ayudan a los delincuentes, pero no a los comerciantes o emprendedores que queremos formar nuestro futuro. Tienen más libertad los delincuentes que nosotros. Es cansador. Algo hay que hacer, porque si no esto es tierra de nadie y realmente, da bronca”, concluyó el dueño de Pet Shop Oliver.

Foto: Pilar Hoy Noticias


Compartir!

Deja una respuesta