Marcha en un centro terapéutico para reclamar justicia por la muerte de un joven

0

Este viernes familiares de Agustín Quiroz cortarán la Ruta 25 para pedir que se esclarezca la muerte del joven, que fue trasladado al hospital desde El Árbol Familiar. “Lo dejaron morir” dice la familia.

Familiares y allegados de Agustín Quiroz marcharán este viernes en Villa Rosa para pedir que se esclarezcan las circunstancias de su muerte, ocurrida el 17 de junio de 2016, a raíz de un problema intestinal. Agustín falleció en el Hospital Sanguinetti, a donde fue llevado desde el centro terapéutico El Árbol Familiar, en donde se encontraba hacía cuatro meses. Pese a haber ocurrido hace más de un año, la investigación está estancada, asegura su familia. La protesta, que será el 15 de septiembre a las 14, incluirá el corte de la Ruta 25, cerca de las vías del Belgrano Norte.

“Vamos a pedir justicia por la muerte de mi hermano” dijo Emilse Quiroz, en diálogo con Resumen. “Queremos que la fiscal (María Inés Domínguez) nos dé una respuesta, hace un año y medio que no nos dice nada, ni siquiera pudimos acceder al resultado de la autopsia”. “Hay muchas muertes ahí, no solo la de mi hermano” sostuvo.

Según comentó Quiroz, “lo único que nos dijeron es que tuvo un problema intestinal. Pero él tenía golpes en su espalda, los ojos, y nunca nos dieron explicaciones, solo nos llamaron cuando ya estaba muerto”. “Para nosotros lo que hubo es abandono de persona. Él estaba mal y no hicieron nada” añadió.

La familia se enteró del hecho a partir de la llamada del hospital, ya que aseguran que tras el hecho nunca se contactaron con ellos desde El Árbol Familiar. “En el hospital lo único que nos dijeron es que Agustín llegó agonizando. Y en la granja no nos dijeron absolutamente nada, ninguno dio la cara, ni siquiera el director se acercó a darnos una explicación” dijo su hermana. “Empezamos a sospechar que algo pasa con su muerte, ni siquiera accedimos a la autopsia, la investigación no avanza”, agregó.

“En el hogar habíamos dejado detallado todo lo que él comía y no podía comer, los remedios que tenía que tomar. Se ve que no les importó y le dieron cualquier cosa. No lo cuidaron, y esa era su responsabilidad, lo dejaron morir” afirmó Emilse. Asimismo, la hermano contó que “los primeros tres meses no nos dejaron verlo, nos decían que él se tenía que adaptar al lugar. Después fuimos a visitarlo dos veces, era fin de semana por medio que se podía. Él estaba muy contento de vernos a nosotros, lo vimos bien. Y un viernes nos llaman del hospital, diciendo que teníamos que presentarnos con el DNI de Agustín”.


Compartir!

Deja una respuesta