Francisco Prado: “No hay recaudación porque no atacan a las grandes ganancias de Pilar”

0

Comienzan a correr las semanas en las vísperas de la segunda fase electoral. Son seis las que nos esperan y seis los candidatos a concejales que pelearán en el distrito por un lugar en el siguiente año.

Resumen te acercará a cada uno de ellos con una entrevista que no solo refleja su postura partidaria, sino su lado humano, qué los llevó a involucrarse en política, su visión sobre el gobierno actual y las propuestas con las que intentarán cautivar a los pilarenses para que los acompañen al momento de decidir su voto.

En la primera entrevista, conoceremos a Francisco Pablo Prado (31), candidato por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores. Nacido y criado en Capital, vivió en diferentes zonas de zona norte pero hace cuatro años llegó a Pilar para traer al Partido Obrero, una “alternativa diferente”.

¿Cómo fue tu llegada a Pilar y por qué elegiste el distrito?

Me trasladé con la idea de desarrollar con profundidad el Partido Obrero. Es un distrito que está en una contradicción bastante importante. En esta oportunidad me toca vivirlo como candidato, a diferencia de otros años, porque así lo votamos en el plenario militante. En definitiva, es una diferencia a los otros partidos del sistema. Nosotros votamos a todos nuestros candidatos, Néstor Pitrola candidato a senador y Romina del Pla, candidata a diputada nacional, fueron votados en el congreso del Partido Obrero. Es una elección democrática en cuanto a nuestros candidatos y Pilar necesitaba eso. Es un lugar que me gusta mucho, pero más allá de eso me trasladé por una decisión política. Quería construir el Partido Obrero en Pilar.

¿Cómo fue que decidiste comenzar a militar?

Hace 11 años que milito en el Partido Obrero. Anteriormente había tenido otras experiencias en eventos similares. Recuerdo perfectamente que en la secundaria fui participe de centros estudiantiles y otras luchas contra el ajuste de López Murphy, el ministro de economía de De la Rúa, cuando quiso poner un ajuste en la educación en el 2001 que llevó a las escuelas públicas a salir a las calles y manifestar.

Las ideas del socialismo, del marxismo y el trotskismo, son las que me cautivaron porque dan una salida a los problemas que década a década el capitalismo no puede resolver, al contrario en el PO, se profundiza. Uno abre los diarios y lo primero que ve son guerras, enfrentamientos y ajustes sociales. Sin ir más lejos, el presidente de Francia instaló una nueva reforma laboral que quiebra décadas de conquistas laborales.

Estamos en un régimen de descomposición social. Argentina es un país que produce alimento para 400 millones de personas, nosotros somos 40 millones. Según la UCA, el 15 por ciento de la población padece hambre, esto violenta la lógica humana. Mientras tanto vamos entregando el petróleo, la minería, los recursos agrícolas, a emprendimientos internacionales que nada tienen que ver con la mayoría de la población.

Se profundiza la desocupación, todos los días tenemos despidos en el Parque Industrial. Hay décadas de gobiernos capitalistas, defensores de grandes intereses que no le han dado una salida a la situación de Argentina y tampoco de Pilar. Somos una alternativa distinta.

Como luchador por los derechos del trabajador ¿Qué piensa cuando el Gobierno dice que aumentó el empleo?

Los niveles de indignación con el gobierno los fuimos superando, ya nada sorprende. Cuando Patricia Bulrrich decía que Gendarmería no tenía nada que ver con la desaparición de Santiago Maldonado, y todas las pruebas apuntaban ahí.

Uno puede entender que exista algún que otro sector productivo que se desarrolle. Por ejemplo los limones, aunque ahora parece que el convenio con EEUU se cae, pero en general, esto es un ataque. Como país estamos viviendo una crisis capitalista acompañada de endeudamiento. El 80 por ciento del déficit fiscal actual va a los intereses de la deuda. Tenemos una estructura industrial obsoleta, peor, solo funciona un 65 por ciento de la capacidad industrial y un 35 por ciento que está caduco.

En la medida que vamos atravesando la crisis, las patronales que durante años se la fueron llevando, como lo dijo Cristina Kirchner, ahora descargan sobre los trabajadores. Y no me refiero solo a (Mauricio) Macri, también al comienzo de la crisis donde Cristina también fue parte. Por eso la izquierda busca esta alternativa política y que se base en los trabajadores.

Siempre existe la comparación con los países del primer mundo ¿Qué se debe cambiar para regularizar la situación?

El mundo tampoco está tan bien. Brasil votó una ley de reforma laboral furiosa, un ataque frontal a los intereses del movimiento obrero brasileño. En todo el mundo, a la cabeza de los sindicatos, se han anquilosado sectores aristocráticos a los trabajadores, que están mas interesados en dialogar y llegar a un acuerdo con el gobierno que en los derechos de los trabajadores.

En Argentina se vio claramente con la movilización de la CGT. La adelantaron media hora para que la gente no le vaya a cantar paro nacional, finalmente ingresó una columna de clasismo de la izquierda y planteó el problema. Tuvieron que poner a todo volumen la Marcha Peronista para calmar el reclamo. Existe un sindicalismo que pelea contra el ajuste, pero el problema será ver como los sectores combativos se pongan a la pelea por una nueva dirección del movimiento obrero.

Si bien hay un ataque y un ajuste grande, existen amplias condiciones para que los trabajadores quebremos el ajuste y conquistemos la dirección política. Por eso juntamos nuestro esfuerzo.

Otra problemática que preocupa a la población pilarense es el Hospital central y el funcionamiento del sistema de salud.

Partamos porque el presupuesto tiene una concepción clasista El gobierno defiende unos intereses muy particulares. No hay presupuesto para esto pero si para millones de pesos para Hebraica que evadía impuestos, o eximir los de las empresas que debían del Parque  Industrial, e incluso llegar a cobrar 50 centavos al bingo. No hay recaudación porque no atacan a las grandes ganancias de Pilar.

Lo del hospital es terrible. Tenemos una división social en Pilar que es fulminante y que en ese punto, igualan a (Nicolás) Ducoté y (Federico) Achával, son parte de lo mismo.

En cuanto a la salud,  se están quitando profesionales, odontólogos para adultos ya no hay, guardia mucho menos. La concepción de la salud en Pilar, es para que el pobre se muera de angustia. Lo que nosotros plantemos, es la contratación de todos los profesionales necesarios, con jornadas de 6 horas y con salario igual al de la canasta básica familiar. Necesitamos un hospital acorde al crecimiento demográfico de Pilar. Pero detrás tenemos a los empleados que cuando manifiestan que no tienen los insumos, los trasladan y persiguen, esto no puede seguir así. Queremos una salud pública que unifique la población. Somos todos iguales cuando vamos a votar, pero al salir del cuarto oscuro ya vuelven las diferencias.

¿Cómo sería posible eliminar la polarización en las próximas elecciones?

Sabemos que la gente no quiere quedarse sin trabajo, vemos esa lucha grande todos los días. Pero los dos exponentes que “representan” las luchas se tiran la pelota entre ellos, el macrismo trata de explotar todas las deficiencias del kirchnerismo y estos, denuncian que no quieren ser como Venezuela. Por eso la gente elige el voto útil.

Nosotros vamos es luchar contra el ajuste, y lo vamos a hacer a la izquierda y con los trabajadores. A fines de este mes convocaremos un Congreso del movimiento obrero de izquierda para sumar a trabajadores de sindicatos combativos del conjunto del país para deliberar las elecciones y votar un planeamiento. El ajuste lo venceremos en la calle. Esperamos que muchas delegaciones del Parque Industrial de Pilar participen.

¿Dialogaste con los otros dos representantes de Izquierda que compitieron en las PASO para que se unan en la lucha de octubre?

Con algunos sí. Llamamos a que se sumen, pero que lo hagan con las cosas claras. Tenemos una representación en diez legislaturas, cuatro diputados nacionales y los sindicatos. Hay una representación muy importante para compartir esta lucha, por eso llamamos a los compañeros que no han logrado superar las PASO a que se sumen nuevamente a la campaña, sabiendo que en la instancia previa atravesamos las Primarias en las 22 provincias donde nos presentamos.

¿Entonces acompañarán?

Veremos. Siempre hay un debate interno y varias cosas aún no se han votado, pero si puedo asegurar que muchos compañeros que han trabajado y votado a otras listas, ya se han sumado.

¿Qué podría aportar un concejal de izquierda en Pilar?

Mucho. Comenzando por romper un tono monocorde del Concejo. Ellos discuten cosas que nada tienen que ver con las necesidades del trabajador, se necesita un asfalto general para los barrios de Pilar, desarrollo de obras públicas, el problema de la educación. Las fuerzas docentes del gremio estiman que en Pilar faltan 100 escuelas para poder albergar el conjunto de la demanda educativa.

En ese punto queremos ingresar al Concejo para ser la voz en defensa de los trabajadores, de las mujeres y la juventud. Garantizar que ingresen estas problemáticas. Uno pensará ¿para qué servirá un solo concejal, qué hace contra un conjunto?, pero un concejal no solo es vocero, es organizador, para que nos organicemos, barrio por barrio, y las quejas que plantearemos, nos movilicemos y lo conquistemos con la movilización popular. En definitiva es la única herramienta para conquistar algo y no por el Congreso que está dominado por las corporaciones. Vamos a tener victorias como ya hemos tenido anteriormente.

Un vasto plan de obras publicas. Pilar es un distrito rico, el Parque produce dos o tres veces el presupuesto del distrito y es necesario un plan amplio que abarque 13 mil viviendas sociales que puedan ser pagadas por sus dueños o una cuota mínima del 10 por ciento del salario. 13 mil porque es el déficit precario en Pilar. 100 escuelas, o mejor dicho instituciones educativas, y sobre la base de esos planteos, obviamente la vivienda conlleva a un plan de urbanización, cloacas y acceso a la red de gas.

Uno dice: ¿cómo financiamos esto? Con un desenvolvimiento en el impuesto progresivo a las grandes ganancias y a la vez con eso combatimos la desocupación. Lo que no queremos es que venga una empresa a licitar y que sea un desastre como fue el Plan de Viviendas. Que lo controlen los vecinos, porque el trabajador invierte en su pueblo. Pilar debe basarse en un plan para cambiar la orientación social del distrito.

¿Podemos hablar de un número aproximado de personas que se han quedado sin trabajo?

A nivel nacional, se supera el millón de trabajadores. Convengamos que el Estado ha avanzado fuerte en despidos. Los despidos tienen que tener una salida, hubo una lucha muy importante sobre esto. Hay una tendencia a que frente a los cierres, primero se produzca un envalentonamiento de las patronales, pero lo que sucede es que pone en jaque ¿quién es el dueño de la producción? ¿qué haría la patronal de Pepsico sin los trabajadores? Toda la industria depende del trabajador.

Una de las cosas que vamos a aplicar en el Concejo Deliberante es la prohibición de despidos y suspensiones por un año, y la repartición de las horas de trabajo. Una empresa que dice que hay baja productiva, que no despida a 20 empleados pero sí que se bajen las horas de trabajo. En vez de trabajar ocho, serán seis horas y no habrá suspensiones. Pero sin afectar el salario. Las patronales dirán que no les conviene, pero a nosotros tampoco que nos suspendan o nos despidan.

Y si dicen que no pueden, que abran los libros contables. Que investiguen sus cuentas, porque lo que está detrás de la crisis y del descargo de la crisis sobre los trabajadores, es la ganancia capitalista. No quieren tocarla. Golpean a los trabajadores para sostenerse. Proponemos un plan que se interese por las necesidades básicas y generales de la población. Anunciaron que se extenderá el Parque Industrial, vienen mas acciones, pero el punto es en qué condiciones vienen. Tienen eximiciones de todos puntos de vista, no pagan nada y encima contaminan. Nadie controla la contaminación ambiental, será un debate integral el que vamos a proponer en estas elecciones.

Belén Gómez


Compartir!

Deja una respuesta