Las chicas de Muni Pilar acariciaron el oro

0

Brillaron en un certamen organizado por el club UAI Urquiza. Acabaron invictas y solo resignaron el primer puesto por diferencia de goles con Ferro de Merlo. “Fue una inyección anímica terrible. Sirvió un montón en todo sentido”, apuntó el DT Maxi Almirón.

Las chicas de la juvenil escuadra de Mayores de la Escuela Municipal de Handball femenino brillaron a lo largo de la jornada del domingo y en el marco de un exigente torneo amistoso organizado por el club UAI Urquiza en la zona de Ituzaingó.

Del certamen tomaron parte equipos de Mayores y de Maxi handball pero todos de mucha experiencia y buen nivel y en ese contexto, las dirigidas por los profesores Martín Umbert y Maximiliano Almirón tuvieron una más que destacada actuación, acabando invictas y consiguiendo el segundo lugar.

“Fue un torneo relámpago organizado por UAI Urquiza y nosotros fuimos con el equipo nuevo que se formó este año de Muni Pilar y con el que estamos jugando la Liga de San Miguel. Fuimos con ocho chicas y nos volvimos muy contentos”, contó Almirón.

El campeonato se jugó bajo el formato de todos contra todos y por sumatoria de puntos y en caso de igualdad en unidades la posición se definió por diferencia de gol y solo por ese apartado las pilarenses terminaron como escoltas de Ferro de Merlo.

El debut de las chicas de Muni Pilar fue frente a UAI Urquiza y se terminó con victoria por un contundente 10 a 3. Pese a esos guarismos, Almirón apuntó que “no se jugó bien, las chicas estaban ansiosas y aceleradas. Se cometieron errores básicos y desprolijidades pero pudimos sacar el partido adelante porque se pudo correr a partir del planteo de una defensa 5-1”.

En el segundo turno, las de la Escuela Municipal no tuvieron mayores inconvenientes para despachar a Cardenal Stepinac por 10 a 4 aunque el oponente de turno demostró ser “un equipo mejor plantado que el anterior, con una defensa cerrada, mayor volumen de juego y más contacto”. “Nos exigieron más, hubo que poner un plus y jugamos mejor”, redondeó entrenador.

En el tercero, que se avizoraba como el duelo que definiría la chance de pelear por la corona, Muni Pilar se las vio con Handball Merlo (ex Deportivo Merlo), un elenco conocido para las de Pilar ya que también interviene en la Liga de San Miguel.

“Fue una buena chance de medirnos con un equipo bien fuerte de la liga que participamos y se ganó 6 a 3 jugando mucho mejor. Encontramos claridad, volumen de juego, variamos defensas y tuvimos buenos lanzamientos externos”, analizó el DT.

El último partido del certamen fue contra Ferro de Merlo y opuso a las dos invictas del campeonato. Las merlenses son un club con historia y que llegó a estar en Liga de Honor de la Federación Metropolitana de Balonmano.

“Eran chicas jovencitas pero con muchos recursos técnicos y tácticos. Les pedimos a las chicas más concentración, que se diviertan pero no regalen nada”, apuntó Almirón.

Pilar propuso un juego con más roce, mayor contacto físico y evitó que Merlo pudiera correr la cancha. El primer tiempo acabó 4-2 para Ferro pero Pilar se recuperó y el complemento fue gol a gol, tanto que culminó empatado en 6 y Ferro de Merlo se consagró campeón por diferencia de gol.

“Hubo una gran actuación colectiva en defensa. La arquera Camila Schewarek fue una de las figuras de la final, parando varios mano a mano increíbles y tuvo un muy buen torneo, tanto que ganó el premio de la valla menos vencida. Ferro le había hecho más de 10 goles a todos pero a nosotros solo 6. Fue una satisfacción haberle jugado de igual a igual a un equipo muy bien preparado”, concluyó un satisfecho Almirón.


Compartir!

Deja una respuesta